NUESTRO CENTRO » Proyecto educativo
NUESTRO CENTRO
Proyecto educativo

El Proyecto Educativo de Centro integra una serie de documentos que recogen las señas de identidad, los fines y objetivos que perseguimos, la organización anual de los recursos materiales y humanos de los que disponemos, la concreción del currículo en el centro y el Reglamento de Régimen Interior. 

 

 

Nos gustaría destacar nuestra línea de centro:

 

Cuando hablamos de línea de centro nos referimos a las decisiones de carácter pedagógico, metodológico y organizativo que vertebran la actividad educativa, caracterizan el quehacer diario y dotan de identidad propia a los procesos desarrollados en el CEIP Kantic@Arroyo.

Estas señas de identidad posibilitan, dentro del marco normativo común a los centros educativos de Castilla y León, adaptar los procesos educativos al contexto que nos rodea y dar una respuesta ajustada a las características, peculiaridades y necesidades del mismo.

Determinan la línea de centro los siguientes aspectos:

 

1.      La importancia de lo musical en la vida del centro.

La música constituye un elemento nuclear en el CEIP Kantic@Arroyo, estableciéndose como vertebrador y referente de la acción educativa en el centro.

Esta acción se concreta a través del Proyecto de Autonomía MUMAI (La Música como Medio de Aprendizaje Integral), que permite dar, desde el enfoque musical tanto en castellano como en inglés, una respuesta educativa propia adaptada a la idiosincrasia y características del centro.

 2.      El fomento de la internacionalización del centro a través de la lengua inglesa.

Lejos  de  una  concepción  aislacionista,  optamos  por  una  visión  de  centro conectada no solo con realidades cercanas a la nuestra, sino también con otras más lejanas, pero igualmente atractivas del contexto internacional. Es así como el desarrollo de las competencias lingüísticas en lengua extranjera encuentra una justificación y un sentido práctico.

 

3.      La innovación educativa a través de las metodologías activas.

Las nuevas generaciones de alumnado demandan necesidades y atenciones diferentes que sólo pueden ser atendidas desde metodologías acordes que permitan superar los postulados de la enseñanza tradicional.

Las metodologías activas (aprendizaje basado en proyectos, aprendizaje cooperativo, gamificación, etc.) nos permiten desplazar el foco del protagonismo educativo del docente al estudiante, que pasa a ser sujeto activo en la construcción de su aprendizaje.

 

4.      La  educación  en  emociones  y  el  fomento  y  desarrollo  de  las  habilidades sociales.

La neuroeducación nos confirma científicamente lo que desde siempre se ha sospechado: sin emoción no hay aprendizaje, sin un estímulo motivador y generador de curiosidad nos encontramos con un proceso educativo mecánico y truncado. De esta forma, al enfatizar y poner en el foco los sentimientos y afectos de los implicados en el hecho educativo, destacamos la importancia del individuo y de los intercambios sociales, así como el conocimiento y desarrollo de una serie habilidades que aseguren un camino exitoso.

 

5.      Las Tecnologías de la Información y de la Comunicación.

Las Tecnologías de la Información y de la Comunicación juegan un papel básico en una sociedad digital interconectada. La visión de las mismas como un recurso educativo más y no como un medio en sí mismas, junto al desarrollo de una conciencia crítica que facilite una utilización comprometida y adecuada aparecen como aspectos básicos en su tratamiento.

 

6.      La Convivencia positiva y la Inclusión como ejes de nuestras propuestas de trabajo.

Además del saber y del saber hacer, el saber ser constituye uno de los pilares esenciales que como institución educativa debemos atender. Aprendemos en comunidad y los aspectos relacionales adquieren por tanto un papel fundamental. Frente a planteamientos reactivos, en nuestro caso optamos por una visión proactiva centrada en la prevención de conflictos y en el desarrollo del alumnado en las competencias, habilidades y valores necesarios para una convivencia positiva.

Íntimamente ligado a estos aspectos, nos encontramos con la inclusión como planteamiento que da una respuesta más amplia que la integración y basada en la equidad, esto es, no dar a todos la misma respuesta, sino a cada individuo la que necesite en cada momento.

 

7.      La participación del alumnado, de las familias y de la comunidad escolar.

La escuela no puede estar encerrada en sí misma, debe escuchar a la comunidad en la que está enclavada y ser permeable al entorno que la rodea. Optamos de esta manera por un estilo de centro abierto y cercano en el que las familias se puedan sentir realmente partícipes y lograr así un compromiso superior.

No pasamos por alto, además, la participación en la toma de decisiones de la vida del centro de los auténticos protagonistas del proceso educativo: el alumnado. La Junta de Centro, la elección de delegados y las tutorías garantizan un canal válido de participación.

 

 Documento completo:

PROYECTO

EDUCATIVO

 

 

 

Enlaces Institucionales
Portal de educación Directorio de Centros Recursos Educativos Calendario